Comunicación Facial

Y tú ¿cómo has transformado tu cara?

Cada vez más compruebo lo sensibles que somos los seres humanos a las experiencias de la vida. No es para menos, aunque es maravilloso vivir, no es una labor fácil por la cantidad de piedras que hemos tenido que ir quitando de nuestro camino. De una u otra forma, somos conscientes que somos personas diferentes de lo que éramos hace algunos años, pero una manera tangible de comprobarlo son las fotografías. Te reto a que vayas por algunas a lo largo de tu vida y veas ¿cómo has cambiado? Te puedo garantizar que te sorprenderá lo mucho que has cambiado físicamente.

Si había duda que nuestra cara es el reflejo de lo que somos, pensamos y sentimos, creo que este es un buen ejercicio para demostrarlo y sobre todo entender que plasmamos en nuestra cara las decisiones y manera de vivir que consideramos más aptas para enfrentarnos a la vida.

Efectivamente, una gran parte de nuestra cara es heredada, otra se basa en el ambiente en el que vivimos, pero una muy grande nosotros la creamos. En la cultura china se dice que de los 0 a los 25 años tienes la cara que te heredan. De los 25 a los 50 tienes la cara que tu trabajas y de los 50 en adelante, tienes la cara que te mereces. Tienes el poder de ir modificándola día a día e ir moldeándola con la información que tu le arrojas

Tú tienes la habilidad de transformar tu cara día a día. ¿Qué estás haciendo para tener la cara que te gustaría?

[facebook_ilike]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Inscríbete a nuestro newsletterRegistra tu correo para recibir noticias, promociones y más.