huerto-urbano¡Me encanta que cada vez exista mas información acerca de los huertos urbanos y demás! Es una realidad que por un lado, necesitamos empezar a generar nuestra propia comida, además, el hacerlo nos hace saber exactamente que nos estamos llevando a la boca y eso en medio de una guerra de alimentos procesados, creo que es un gran valor agregado.

Por otro lado, es tan interesante ver los ritmos, la manera en que tienen para comunicarse y en sí para ser grandes maestros. Para mí, ha resultado ser una experiencia muy divertida porque además me ha dado grandes lecciones en la parte emocional, que si aprendiéramos a escucharlas otra cosa sería. Aquí van algunas de las que cada vez que las observo, me cae “el veinte”.

1. Todas las plantas son diferentes: ¡Obvio! Pero hasta las de la misma fruta, hierba o lo que sea lo son. Por eso no podemos compararlas y menos decir que una está creciendo más rápida que la otra, porque si observas bien estoy segura que verás que unas crecen para arriba más rápido y otras hacen que su tronco sea más fuerte. ¡Cada una es diferente! ¿Te suena familiar la lección que deberíamos de aterrizar con nosotros? ¡No nos podemos comparar porque todos somos diferentes y tenemos ritmos diferentes!

2. El sentido de urgencia no les importa: No porque a ti te urga tener un jitomate o un chile para tu próximo platillo, van a crecer. Las plantas se llevan su tiempo para crecer y simplemente hay que respetar sus ritmos. ¡Bendita paciencia que hay que desarrollar! Y si los quieres cortar antes, seguro en su sabor se verá que aun no es el momento. Sus tiempos son perfectos, así como los de la vida.

3. Hay que cuidarlas: Sonará a cliché, pero en serio tener una planta requiere de muchos cuidados. todos los días hay que ponerle agua, ponerlas al sol (si no están en un lugar al aire libre), darle sus nutrientes, cantarle, limpiar sus hojas, todo un proceso de atención y de mucha nutrición para que crezca. ¿Hace cuanto que no te cuidas, nutres, cantas?

¿Te suena a que tendríamos que empezar a observar y así aprender de los grandes maestros que encontramos en la naturaleza? ¿Tú que has aprendido de ellas? ¡Yo todos los días sigo aprendiendo algo nuevo!

¡Gracias por leerme y a favor de tener más huertos!

[facebook_ilike]
Share: