¿Cuántas veces andamos viendo lo bueno o bonito que son los demás y no en nosotros? ¡Es tan recurrente ese pensamiento! No estoy diciendo que esté mal porque qué maravilla que puedas ver lo bonito o bueno de los demás, eso es una gran virtud. Lo que hoy me encantaría que reflexionaras es acerca de la frecuencia con la que TÚ, si tú el/la que me está leyendo, te dices esos piropos o cumplidos.

Si la respuesta fue muy seguido. ¡Felicidades! ¡Me encanta que te valores y que además te agradezcas lo que has hecho por ti! También es una gran virtud que estoy segura te permitirá seguir conquistando sueños.

Si la respuesta no fue tan favorable, ¿qué esperas para hacerlo? El amor que puedas dar es proporcional al que tu te des. Si tu no nutres la tierra, no habrá una buena para alimentar lo que necesites o quieras alimentar. Empieza por valorar las cosas más pequeñas y frívolas y ve subiendo de nivel al grado de piropear tus talentos, tus grandes virtudes y regalos que le vienes a dar a este mundo.

¿Qué esperas para llevarte un piropo?

IMG_6483

¡Gracias por leerme y por favor toma uno!

[facebook_ilike]
Share: