Beneficios caminar descalzoA mi todavía me sigue taladrando las palabras de mi papá de: “No camines con los pies descalzos”. Hoy viendo en retrospectiva, entiendo porque lo decía, obvio su hija siempre estaba en otro planeta y eso hacía que las probabilidades de que me pegara en un dedo fueran muy altas. Sin embargo, hoy cuestionando creencias y sobre todo tratando de entender por qué hacerlo o no hacerlo, he ido descubriendo un mundo muy rico que hoy quiero compartirles.

Caminar descalzo, aunque no lo creas nos pone muy en sintonía con nosotros mismos. Tiene muchísimos beneficios físicos y de hecho hasta para la salud, según algunos estudios que han realizado. Aquí algunos de ellos:

  • Desarrolla más fuerza en los pies, piernas y cadera.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Hace que respiren y se ventilen los pies.
  • Fortalece la musculatura de los pies.
  • Hace más flexibles las venas.
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
  • Los pies al ser uno de los lugares con más terminaciones nerviosas, resulta muy estimulante para ellos caminar descalzo y más después de una larga jornada.

¡Ojo! Toma las medidas de precaución necesarias. Si puedes, hazlo en el pasto porque además, sus beneficios se incrementan, como dormir mejor, reducir inflamación entre otros muchos, por la cantidad de electrones que se encuentran ahí. La conexión y “aterrizaje” que puedes generar por el arraigo que construyes, será sumamente beneficioso y más cuando “andas en las nubes”.

¿Tú caminas descalzo? ¿Crees que deberíamos hacerlo más seguido?

¡Gracias por leerme y compartir tus comentarios abajo!

[facebook_ilike]
Share: