He encontrado en este espacio un lugar para contestar preguntas que me hacen en privado, que considero puede dar algunas respuestas a otras personas que leen este blog. Esta en particular la hicieron por medio de Facebook y me pareció interesante compartirla porque estoy segura que a muchas personas le brinca exactamente la misma interrogante.

calviciePara empezar, agradezco la confianza de tan privada pregunta y sobre todo el valor por abrir emocionalmente la inseguridad que a veces genera la calvicie (yo se que tu sabes quién eres). De cualquier manera, les dejo este link a otro artículo que escribí con respecto a algunos estudios que han hecho de la calvicie, pero prometo ponerles algunas recomendaciones de algunos amigos a los que les ha funcionado muy bien algunos tratamientos para no caer en el extremo del rape.

Por mientras, aquí va mi respuesta a la pregunta de con qué se relaciona la calvicie:

En particular la frente, está vinculada con el elemento agua que tiene una relación directa con la emoción del miedo. Seguro te ha pasado que cuando estás muy estresado, lo primero que empiezas a notar, es que el pelo se te empieza a caer o bien su estado no es el más óptimo. Recuerda que la premisa que tengo como forma de vida es que lo que no habla grita y como es adentro, es afuera. Cuando alguna emoción se empieza a materializar en una enfermedad, padecimiento o hasta coloración en el rostro es porque tenemos que reajustar el sistema de pensamiento para hacer algo. Es la manera en que tiene nuestro cuerpo para hablar con nosotros.

La calvicie nos grita que hay que dejar de tener miedo porque el miedo se asocia con querer tener el control. Las personas que buscan controlar todo es porque no confían en su equipo (por ejemplo), en las circunstancias o en sí en la perfección de eventos que ocurren en la vida. Por lo que hay que alimentar la fe para generar confianza y así dejar de controlar absolutamente todo lo que ocurre en nuestra vida.

Me hacen siempre la misma pregunta en los talleres: ¿Qué ocurre con las personas que en su familia es algo hereditario? Y yo diría, efectivamente existe una carga fuerte que es LA CREENCIA que si te compras que así es, así será. Hoy la epigenética comprueba que tenemos la gran habilidad de modificar nuestro mismo ADN por lo que el «echarle la culpa» a la genética no es opción. Sin embargo, el copiar modelos de comportamiento sí puede ser la causante de esto y es por eso que se vive «por familias» pero hasta en ellas me ha tocado ver las excepciones que «se salvaron».

Más allá de que te suene o no lógica la explicación, te pido que observes a las personas que conoces que padecen de esto y así vayas sacando tus propias conclusiones. Me encanta dejar siempre esa tarea en los talleres: No me creas, sal y compruébalo. Seguro te quedará muy claro y si padeces de esta materialización de emociones, ojalá puedas hacer algún ajuste de pensamiento y veas que ocurre.

¡Gracias por leerme!

Share: