La época decembrina llegó y con ella mucho estrés por la cantidad de regalos que uno tiene que comprar. Sin duda, existen muchos desafíos alrededor, empezando por el dinero y para lo cual tengo el mejor post al respecto del Pequeño Cerdo Capitalista dónde grabamos una colaboración Sofía Macías, que también tiene canal de YouTube, y yo hablando justo del tema.

Pero también, no hay que quitar el otro estrés que sale de la pregunta: ¿qué voy a regalar? Por ello, de una manera sencilla, te dejo algunas opciones que espero te gusten para que planees y sobre todo disfrutes esta época que tanto invita a volvernos una mejor versión.

Dentro del conocer a la gente, la lectura de rostro es una herramienta increíble. Siempre me gusta explicar que existen diferentes facciones que nos pueden ayudar a comprar cosas que realmente la persona disfrute. Aquí te pongo algunos ejemplos que te pueden guiar a hacer una mejor selección:

Si tienes una frente muy amplia, eres de las personas que investigas y comparas hasta obtener ese algo que quieres e incluye una descripción muy específica: marca, modelo y todo. Mi esposo es mental y regalarle es un desafío. Yo he optado por darle cosas que no deseaba tanto porque siempre quedo mal en los regalos que ha venido queriendo por mucho tiempo porque no era el modelo exacto, el año o la edición. He visto que al regalarle algo que le facilite la vida, le gusta, es decir: tarjetas prepagadas para alguna plataforma virtual, y aunque yo no soy muy fan de regalar tarjetas de nada porque pareciera que no te diste el tiempo de pensar en qué regalar, para este tipo de personas creo que vale mucho la pena hacerlo.

Sin embargo, un buen libro también puede hacer su trabajo. Actualmente estoy leyendo Sapiens y me ha gustado. Todo el estilo para una persona que le gustan los datos, el contexto histórico y puede aprender.

Hay gente que es muy práctica. En el rostro se encuentra en el largo de la nariz, es decir entre más larga es, más necesitará beneficios a sus necesidades. Para ese tipo de personas, regálales soluciones. Por ejemplo, si es amante de los libros, un Kindle, una tableta diseñada para leer, puede ser una gran opción. En vez de tener muchísimos libros, en una tableta puede tener cientos de títulos y puede llevarlos a donde quiera.

Otro regalo interesante podría ser la agenda del Pequeño Cerdo Capitalista. En ella, Sofía Macías siempre te invita a arreglar tu «relajito financiero». Llevo más de 3 años con ella y semana a semana te va dando información súper valiosa para realmente ajustar tus gastos. ¡Un gran regalo para la gente que tiene un desastre en sus finanzas!

Hay gente que tiene un labio inferior mucho más ancho. Con este tipo de personas todo lo que tenga que ver con algo que les pueda generar placer sensorial y alimente su hobby es el camino más exitoso. Por ejemplo, puedes irte por una caja de tés. Si quieres apoyar a una marca mexicana, te recomiendo la de Leticia Sáenz que fue la primera sommelier de té en México y son una delicia y tiene un kit para la temporada.  Te invito a que revises sus redes sociales para que veas todo lo que hace.

Si la persona ama el bienestar y la magia, un kit de aceites esenciales DoTerra podría también ser una gran opción. Hay para todos los presupuestos y hasta podrías comprar kits hechos para tus necesidades. Si te interesa más información puedes escribir a info@aceitepedia.com. Si es un alma muy mágica, podría ser un oráculo para sacar respuestas o hasta un termo con un cuarzo adentro para cambiar la frecuencia vibratoria del agua.

Recuerda acompañarlo de una tarjeta con un mensaje lindo y envuélvelo con ideas que ayuden a la ecología. Y aunque en una encuesta que hice en mis redes sociales me compartieron que el 52% no dan roperazo (reciclan un regalo), para el otro 48% les dejo este video por si llegan a caer en la tentación:

 

Por mientras yo les deseo una gran temporada para dar y compartir amor y sobre todo que sepan que cuando el regalo sale con todo el amor, siempre vendrá un gran beneficio.

Te abrazo.

Share: