UñasMe atrevería a decir que así como el cabello es el marco de la cara, las uñas resultan ser el marco de las manos. Son exageradamente importantes cuando a comunicación no verbal se refiere. Envían mensajes de manera constante acerca de nosotros y son aspectos importantes que deberíamos de considerar cuando estamos implementando una estrategia de imagen física.

Para la parte más emocional, las uñas están relacionadas con la necesidad de defendernos. Suena lógico cuando la asociamos con la funcionalidad de las uñas en los animales. Ellos la necesitan para poder trepar, atacar y muchas otras cosas más. Por eso, entre más largas las uñas, la persona se percibirá como aquella que está más a la defensiva.

Desde el color, el tamaño, la forma, todo comunica algo y es importante que vayan de acuerdo al mensaje que se quiere comunicar. Por ejemplo, si quieres comunicar más formalidad y autoridad, opta por colores más sobrios y más atemporales (nude, francés, rojo quemado, rosa palo) y únicamente utiliza un sólo color. Trata de que el tamaño sea discreto y evita decoraciones. Si  más bien quieres comunicar más creatividad pero respetando códigos de vestuario, porque tu edad y tu profesión te lo permite, puedes jugar con tonos divertidos, en un tamaño de corto a ligeramente largo y trata de poner máximo 2 tono.

¡Gracias por leerme y compartir tus comentarios!

[facebook_ilike]
Share: