Protocolo: Conjunto de reglas ceremoniales que de manera escrita o por tradición son parte del trato social.

Hablar de etiqueta y de protocolo nos llevaría a revisar la historia para entender la manera en que las personas se han relacionado a lo largo de ella y por lo mismo la forma en que han sigo reguladas por diferentes documentos. Tratados como el “Manual de Carreño”, como comúnmente se conoce y escrito en 1853, es una de las guías más claras que marcaban la manera en que las personas de “sociedad” deberían comportarse y que sin tener tanta vigencia en la actualidad, sigue siendo el precedente para muchos de nuestros actos en sociedad.

El “Codex Romanoff” escrito por Leonardo da Vinci en 1490, es un ejemplo claro para entender que los usos y costumbres de la gente se han urbanizado con el paso del mismo. Algunas de las premisas que establece este código son el ejemplo más fiel de las formas en que las interacciones humanas se llevaban a cabo: “No ha de hacer insinuaciones impúdicas a los pajes o jugar con sus cuerpos”, “No ha de golpear a los sirvientes a menos que sea en defensa propia”, “No poner la cabeza sobre el plato” o “No ha de prender fuego a su vecina, mientras se esté en la mesa”, por poner sólo algunos ejemplos.

Sin embargo, al entrar en el argot más tradicional de la etiqueta y utilizar conceptos como “tratados”, “códigos de educación” y en sí la palabra “protocolo”, nos lleva a pensar que se debe de ser especialista para dominarlo y un poco más para implementarlo. Perdemos de vista que son pautas que sugieren maneras de comportarnos de forma educada y sobre todo respetuosa para la persona de enfrente.

A veces olvidamos que la comunicación no verbal manda mensajes más fuertes y poderosos que los verbales. De hecho, fue una de las razones por las que el debate de Kennedy contra Nixon en 1960 trascendió a la historia. Demostró lo que una buena comunicación no verbal impacta a las audiencias. Las personas que lo vieron por televisión, le dieron el gane a Kennedy, mientras que los que lo escucharon por radio señalaron como ganador a Nixon.

Precisamente eso es la etiqueta, es la gramática que se habla de manera constante que posiblemente la gente no la note si la aplicamos bien, pero en el momento en que no lo hacemos, se ve y se juzga. Está conformado por una serie de comportamientos no verbales que impactan a nuestras audiencias de manera inconsciente basadas en el respeto y que por lo mismo deben de ser utilizadas con flexibilidad ya que si la persona de enfrente no sabe de ellas, podrá incomodarlas y se perdería el objetivo inicial.

[facebook_ilike]
Share: