El fin de semana tuve la suerte de ir a tan comentado evento en redes y en medios de comunicación: la F1. Hace 23 años que no se hacía un evento así en México y sin duda tantos años de experiencia de la Organización y sobre todo el mercado al que va enfocado exige tener estándares de calidad y seguridad muy interesantes a analizar y replicar.

BA pesar de muchos comentarios de incredulidad durante el proceso, no sólo yo, sino la prensa internacional ha elogiado como pocas veces a los organizadores del evento porque superó expectativas con creces y eso al escribirlo, me hace tener la piel chinita. Platicando con una de las organizadoras (Sandy, ¡que bien lo hiciste! :)) no pude evitar hacerle la pregunta — ¿Qué dijo Bernie Eccleston cuando vio todo esto? – (Él, nada más, es el dueño de la F1, aparece en la imagen y si observan tiene una boca pequeña, por lo que será muy directo y sin rodeos).  Ella me contestó, más o menos palabras, que había dicho que México era todo un ejemplo de lo que se podía hacer cuando se quería.

Este evento de F1, tiene tantas artistas para hablar de él. Obvio el mundo racing, el reto de los motores por la altura, la competitividad, los equipos, pilotos, etc. Temas políticos, económicos y unos tantos muy polémicos. Otros más de prensa rosa desde los asistentes, sus outfits y con quién se les vio. Hoy, yo lo quiero abordar desde 2 que se me hacen súper interesantes:  La imagen pública en el extranjero de México y la gran gran capacidad que tenemos de hacer las cosas.

IMG_78201. La imagen pública de México: Dense una vuelta por toda la prensa internacional. ¡Que rico que se pueda hablar así de México! Que orgullo fue conocer a gente que viene viajando por el mundo para ver la F1 y decir que este ha sido el mejor evento al que han ido por mucho y que además les dio la oportunidad de conocer un GRAN país. Que increíble es poder leer que en vez de darle fuerza a todos los problemas que tenemos, pueden exaltar el gran país que somos. No por eso estoy diciendo que los problemas desaparecerán y que no se debe de hablar de ellos. Sin embargo, esas noticias fuera de aquí hacen que la gente no se quiera ni dar una oportunidad de conocer el país por miedo. Lo digo por experiencia. Es tristísimo escuchar lo que se dice de nosotros, pero si se cambia el mensaje de salida, cambia el mensaje de entrada. Hay que cambiar los estímulos en positivo para poder transformar la Imagen Pública de nuestro país. ¡Ya estamos empezando!

2. Lo que sí somos capaces de hacer: Si hubieran estado ahí, les aseguro que podrían sonreír. Desde la información que hubo con el tema del estacionamiento (que no hubo y funcionó perfecto), los accesos, las áreas de comida y paga, ¡TODO! El respeto a los tiempos y lo impecable de la agenda. ¡En verdad unos estándares de primer mundo! ¿Qué va a empezar a generar esto? Seguro que exigiremos más de estos eventos y estas formas de hacer las cosas, porque SÍ se puede. ¡Ya se probó! Y lo más rico, que esto aplica para TODO. A las agendas de la oficina y logística de las juntas. Al compromiso a entregar algo. ¡A TODO!

¿Qué nos falta ahora a nosotros?

¡También ser personas de primer mundo! No podemos pedir estos eventos y tener esta vida, si no empezamos siéndolo. Lo digo, porque no faltó quien aventó un vaso de cerveza a uno de los autos cuando se derrapó y qué maravilla que todos estábamos en el mismo canal que empezaron a gritar “FUERA” al unísono. Es la manera de empezar a educarNOS. Cuando ya tiene consecuencias sociales, claro que lo piensas 2 veces. Debemos de empezar a mostrar nuestro respeto y educación POR LOS DEMÁS. En verdad eso facilita tanto nuestra convivencia.

¿Qué otra cosa? Ser los mejores embajadores que México puede tener. Como les platiqué, conocí a unos ingleses y al estar tan agradecidos de haber tenido algunas atenciones con ellos, nos preguntaron que qué podían hacer por nosotros. Lo único que les respondí fue: “Hablar bien de México”. Hoy es lo que cada uno puede hacer. Gritar el gran país que somos porque eso empezará cambiando nuestra propia percepción y eso en consecuencia moldeando la Imagen Pública, porque recuerden que imagen es percepción, pero percepción es REALIDAD. 

¡Yo sí amo mucho a mi país! ¿Qué otra cosa podemos empezar a hacer para transformar la percepción de México?

¡Gracias por leerme!

[facebook_ilike]
Share: