hábitosCuando hablamos de hábitos, es muy importante entender que son esas acciones inconscientes que nos pueden catapultar o enterrar en la vida. ¡Así como lo lees! Lamentablemente nuestro cerebro no sabe discriminar si algún hábito le aporta o le quita a nuestra vida, por la costumbre simplemente lo hace. Son todas esas actividades que hemos hecho tantas veces que ya es parte de nuestro «piloto automático» y sin pensarlo, literalmente, lo hacemos y ya. De hecho, se ha comprobado que al hacer esa acción, ni siquiera generas tanta actividad cerebral. ¡Que locura! ¡El cerebro en verdad es apasionante!

Ahora me encantaría que empezaras a recapitular tu día. Te apuesto que existen actividades que con los ojos cerrados haces y es más a veces ni te das cuenta que lo hiciste. Algunas veces porque efectivamente nuestra mente está ocupada pensando cosas «más interesantes». Otras tantas porque ya la práctica te ha vuelto tal experto que ya no requieren de toda tu atención. Sin juicio, sin mayor evaluación, quiero que veas cuáles de ellas te aportan y cuáles de ellas, de hecho, hasta te quitan. Posiblemente encontraste que te vas a la cama muy tarde y no alcanzas a descansar. A la mejor viste que no puedes salir de tu casa sin desayuno. ¡Tú sabes mejor que yo cómo es tu rutina!

De ese recuento, trata de hacer una autoevaluación y ve cuáles de esos hábitos tendrían que modificarse aunque sea un poco. Algunos no son tan malos, solo es cuestión de adaptarlos y hacer con ellos algo más productivo. Yo sé que estamos empezando el año y con él, una serie de propósitos que a veces nada tienen que ver con nuestra voluntad o bien con nuestras ganas de querer hacer las cosas. Muchas de las veces están más relacionados con cosas que deseamos lograr pero NO dependen de nosotros. Ahora, te tengo noticias, TUS hábitos son 100% responsabilidad tuya y hacer ajustes claro que depende de nosotros únicamente.

Por eso hoy, te quiero retar a que después de haber analizado tus hábitos, te des a la tarea de adaptar alguno para que puedas mejorar tu calidad de vida. Yo, por ejemplo, uno de los varia hábitos que estoy adaptando es que en vez de ser el celular lo último que vea durante el día, sea a mi esposo con una mini plática previa a dormir. ¿Te suena familiar?

¿Tú qué hábito necesitas adaptar o modificar?

¡Muchas gracias por leerme y compartir!

[facebook_ilike]
Share: