Cuando hablamos de Imagen Pública, pensamos en automático que solo nuestra apariencia le dirá al mundo quiénes somos. Sin embargo, todo lo que es tocado por nosotros a nivel personal o profesional, forma parte de los estímulos que le enviamos al mundo para que puedan concluir quiénes somos y qué queremos.

Casa Decor en Barcelona por Clara Valencia y Alicia López.

Casa Decor en Barcelona por Clara Valencia y Alicia López

¡Así como lo lees! No sólo es cuestión de tener las uñas pintadas, usar la combinación adecuada de colores y comportarnos de una manera correcta. También la manera en cómo tenemos nuestro escritorio, qué fotografías colgamos, el tipo de color que elegiste para las cortinas, la iluminación, los olores… ¡Todo comunica! Y te tengo noticias, muchos de estos estímulos llegan directamente al inconsciente que es el que se encarga de catalogarlos para así poder concluir cosas de una manera más sencilla y automática. Se cree que en menos de 10 segundos concluimos cosas a partir de los estímulos no verbales que nos llegan. ¡Que injusticia!

Los espacios también gritan quiénes somos y cómo estamos por dentro. No es lo mismo una sala minimalista, con una gama de colores metálicos y fríos, a una con mucha madera, texturas y muchos artículos decorativos. Aunque no lo creas, tu esencia se comunica de muchas formas y no podía ser la excepción el que tu casa, tu lugar de trabajo, le dijeran al mundo quién eres, pero sobre todo CÓMO te sientes. Has memoria de cómo estaba tu casa cuando cortaste con esa pareja. ¿Te has fijado cómo cuando traes 1000 cosas en la cabeza igual hay 1000 cosas fuera de su lugar?

Somos libros abiertos. Lamentablemente a veces no escuchamos los mensajes que nosotros mismos nos vamos dando… ¿Qué dice tu espacio hoy de ti?

[facebook_ilike]

 

Share: