El otro día, Dior me invitó a una master class para el lanzamiento de su nuevo labial Lacquer Dior Addict que en verdad deja un terminado como de barniz, los labios muy hidratados y con una gama de colores increíbles. Durante la clase, yo como buena estudiante, por no decirme ñoña, iba anotado todo lo que consideraba importante hasta que empecé a ver cómo mis notas se llenaban de “NOOO” gigantes y con flechas. No me aguanté las ganas de compartirles esos grandes errores que yo abrazaba como grandes técnicas. Te reto a que tú vayas palomeando cuántos de éstos haces o has visto que hacen. ¡Sé sincera! y espero que no me dejes morir sola con esta cantidad de datos que nos dieron y que creo que son grandes tips.

1. Usar polvo compacto sobre la base líquida de maquillaje. No se si tu lo haces, yo en mi vida diaria no lo haría, pero en medios de comunicación sí me ha pasado que después de la base líquida de maquillaje, me ponen otra empanizada con el polvo compacto. La explicación que nos dieron es que como tal, el polvo compacto también es una base, por lo que estaríamos usando 2 veces el mismo producto y en vez de dejar un mejor acabado por la cobertura, queda de “rasca-huele” (si tienes menos de 30 años seguro no tienes idea de qué es eso, pero solo con el puro nombre te invito a que dejes volar tu imaginación). Terrible error si lo hacen y ahora yo, en plan de pseudo experta, solo mal miro cuando me lo hacen, no vaya a ser que por decirles algo me dejen peor.

2. Sellar: Al parecer está mal empleado el concepto sellar, y la pregunta de los 2 millones de dólares sería ¿qué vas a sellar?. La manera de darle mayor duración a tu maquillaje tiene que ver directamente con la preparación de la piel y además con los productos que utilizas, no con la cantidad de polvo que le pones a cada una de las áreas de tu rostro para que se vea más mate la piel y sin vida. Punto para mí en esta. :S

3. Más producto, más cobertura: Normalmente pensamos que mas producto nos va a ser lucir mejor porque vamos a tapar absolutamente todas las imperfecciones que tenemos. El desafío de este mito es encontrar el mejor producto y sobre todo saber en qué zonas lo debes de usar para que tenga un gran resultado. ¡Me impactó cuando puso literalmente una gota de maquillaje y logró que la piel luciera súper pareja y natural! Ahora todas las mañanas me tienen con mi reto de 1 gota. ¡Es divertidísimo porque en verdad tienes que ser muy objetiva para ver en qué zonas son en las que realmente lo necesitas! Amo esta incorporación a mi rutina.

4. Estilo natural no es sin maquillaje: En Imagen Pública tenemos 7 estilos. Uno de ellos justamente es el natural y corresponde a una producción mínima en la parte de maquillaje y peinado. ¡Se puede uno confundir! y aunque no lo creas el maquillaje natural sí requiere producción y de nuevo está vinculado a cuánto producto, dónde y cómo lo aplicas. El objetivo es que parezca no te pusiste nada, aunque hayas hecho 10 pasos para lograrlo.

5. El blush (rubor, chapitas  como tú le digas) da vida: O sea el objetivo sí es dar una apariencia de salud y vida a través del color, pero a veces en exceso puede hacernos caer en que alguien nos llame la “coloreteada”. Según entendí, el desafío está en generar una armonía en el resultado final y que juegue como complemento de lo que está siendo el protagonista de momento. ¿Cuál debería de ser el protagonista? Funciona como en el cuerpo: si enseñas busto, no es recomendable mostrar piernas o viceversa porque si no sería pelear la atención y no se quiere eso. En el rostro funciona igual, pero el desafío es definir quién quieres que sea el protagonista si los ojos o la boca y aquí me gustaría agregar que eso se define dependiendo del objetivo que tengas (ejemplo, si es para una junta laboral, juega con el protagonismo en los ojos). Teniendo claro eso, ahora sí se vale jugar de manera sutil para agregarle vida a tu rostro, pero sin que se noten los círculos en cada pómulo.

6. Los labials long lasting, duran todo el día de forma impecables: Lamentablemente ese tipo de labiales resulta ser que deshidratan los labios. Hacen un efecto mate que sí duran más pero al final del día tus labios pedirán a gritos mucho amor e hidratación. Por eso es bueno acompañarlos de un hidratante para que durante el día cuando lo requerías, pero nada como un labial cremoso que hidrate y que estés retocando.

7. El lápiz labial para labios no es importante: Dicen que es uno de los grandes errores que cometemos las mujeres. A veces por practicidad o bien porque no tenemos el tono, no usamos el lápiz delineador, pero es lo que hacen que se vean perfectos los labios y además duren más tiempo. ¡Ojo! Cuida que sea del mismo tono del labial. Únicamente queremos darle forma y no vernos retro con los labios ochenteros.

Ahora sí confiesen, ¿en cuántos de estos incurren? Yo si en uno que otro. Pero bueno, dirían por ahí que más vale tarde, que más tarde, entonces es buen momento de empezar con mejores prácticas para lucir mas bellas por dentro y por fuera.

¿Me falto algún otro mito o error de maquillaje?

¡Gracias por leerme y compartir!

Share: