¿Te ha pasado que llegas a tu oficina y tu jefe llega de malas? ¿Qué sucede cuando eso ocurre? ¿Tensiona el ambiente laboral?

Pocas veces somos conscientes del impacto que tiene nuestras emociones en el resto de las personas. De manera involuntaria e inconsciente salen por medio de nuestro cuerpo y nuestra cara y los demás, por medio de la neurona espejo, interpretan y a veces reproducen ese lenguaje.

El reto con las emociones es que a veces somos incapaces de responabilizarnos de ellas e incluso, en ocasiones, de saber exactamente lo que nos está ocurriendo.

Te comparto este nuevo #Vblog que seguro te ayudará a entender mucho más este tema.

 [facebook_ilike]

Share: