He escuchado un sin fin de ocasiones personas diciendo que no son felices y para los ojos de mucha gente lo tienen todo. Esta es una realidad social en dónde pocas veces gozamos lo que tenemos y siempre estamos fantaseando en el mañana y sobre todo aplazando nuestra felicidad para ese momento ideal, ¡utópico!

La realidad es que ese momento es muy probable que nunca llegue si lo seguimos viendo así. Efectivamente es el gran motor de nuestro caminar, pero la otra noche escuché una frase que posiblemente explique un poco esta realidad humana:

“ Utopía es esa línea que se ve a lo lejos y que conforme vas avanzando 15 pasos, los mismos 15 pasos que esa línea se aleja…”

Si esa línea es nuestra felicidad, nuestra definición de éxito, de bienestar, de paz ¡NUNCA llegaremos a serlo! Sin embargo, es importante empezar a romper paradigmas y entender que el verdadero placer de estar en esta experiencia humana es gozar cada momento y dejar de condicionar y sobre todo POSTERGAR nuestra felicidad por esa UTOPÍA.

He de confesar que en sí me gusta la palabra y su significado. Se me hace muy importante tenerla para luchar por esta realidad ideal que todos deseamos, pero cuando empieza a limitarnos con sentimientos de frustración y tristeza, creo que deja de cumplir su verdadera misión. ¡El verdadero reto es gozar el camino!

Reflexiones para pensar y compartir en el post:

  1. ¿Te has llegado a sentir limitada por alguna utopía?
  2. ¿Gozas el aquí y el ahora?
[facebook_ilike]
Share: