“Personal style is healing” – “El estilo personal es sanador”
Debra Rapoport, artista visual.

Cada día más vivo y experimento el gran arte de curación que tiene la vestimenta. El vestir es un sistema de comunicación que hablamos de manera constante. Por un lado, claro que proyecta mensajes hacia los demás: la psicología del color, la semiótica del vestuario, texturas, etc. Es todo un lenguaje que hablamos con el mundo y que cuando entendemos a hablarlo, controlamos un nuevo canal de comunicación no verbal.

Sin embargo, el diálogo más interesante que sostenemos por medio de la ropa es con nosotros mismos. Es la manera en que proyectamos nuestra esencia pero con mayor profundidad. Comunica hasta el estado anímico que experimentamos en ese momento. Si supiéramos interpretar esos mensajes, podríamos trabajarlos de una manera más consciente o bien enviarnos mensajes que nos ayuden a cumplir nuestros objetivos.

«La ropa que nos ponemos es capaz de alterar la manera en la que interaccionamos con el resto del mundo porque determina el modo en el que nos ven los demás de la misma manera que condiciona lo que pensamos de nosotros mismos» Dr. Galinsky

El Dr. Galinsky realizó un experimento en dónde entendió el gran impacto que tenía la ropa con nosotros mismos. Descubrió que nosotros al darle un valor a lo que usamos puede hacernos actuar de diferentes formas. Es por eso que más allá de ver la ropa como un tema de moda o bien frívolo, deberíamos de ver que puede ayudarnos a salir adelante en algún momento de crisis emocional. Unos tacones, un lindo accesorio, un gran traje bien cortado, unos zapatos con suela de madera y de fina piel, una corbata de un gran color o que te recuerde un gran momento; en fin, las opciones son muchas y el gran objetivo es que experimentes esa sensación que puedes conquistar al mundo, pero sobre todo que tú te puedes conquistar.

OJO, con esto no quiero decirte que la ropa te vaya a SANAR, sin embargo, puede ayudarte en una estrategia más integral que involucre un descubrimiento/ redescubrimiento de tu esencia, un ajuste en tus acciones, una valuación de tu entorno, un empoderamiento y en sí en un proceso más introspectivo para hacerlo realmente sustentable.

¡No descuides el cómo te ves! Le estarás dando al mundo y a TI un mensaje que posiblemente no sea el adecuado para inyectarte energía, pasión y muchas ganas de gozar el aquí y el ahora.

 

Para reflexionar y compartir en el blog: 

  1. ¿Qué ropa te ayuda a empoderarte / sentirte mejor?
  2. ¿Cómo detectas por medio de tu ropa que te sientes triste?

 

[facebook_ilike]
Share: