Mucha gente considera que la imagen es un tema frívolo. Si de manera automática eso se considera para un adulto, el pensar en la importancia de la imagen en un niño sería un tema que posiblemente el mencionarlo sería el altar a la frivolidad y de represión. Sin embargo, y en contradicción a lo que mucha gente podría pensar, es un tema importante porque es justo en esta etapa en dónde se puede “moldear” estos comportamientos de manera fácil.

Para empezar, es importante entender que la imagen se basa en una esencia. A la mejor aquí el primer argumento en contra sería el decir que un niño a esta edad no tiene una esencia definida. Yo me atrevería a decir todo lo contario. Efectivamente, los niños está en proceso de formación, pero TODOS tienen su individualidad muy bien definida. Tienen su visión, tienen sus experiencias, sus valores, etc. Si no me crees, platica con un niño de 5 años y verás la manera tan definida que tiene de pensar. Todo eso es una esencia, que en los adultos se trabajaría para que de manera automática se comunicara a la gente con los estímulos que emite.  En el caso de los niños, lo que se busca es enfatizar la importancia de esa individualidad y sobre todo enseñarle modales, mejor conocidos como la etiqueta o protocolo, y su limpieza y arreglo personal. Ambas áreas creo que se hacen de manera automática, pero ahora con un fin más claro que es establecer las bases de una buena imagen.

Ojo, no me gustaría encerrarlo en estas dos ramas de la imagen (imagen física e imagen profesional), pero existen estudios que indican que sí generan impactos en los otros niños. En Inglaterra realizaron un estudio de percepción con niños de 5 años. Tenían fotos de los niños de todo el grupo en dónde tenían que señalar quien les gustaría elegir como amigo. La respuesta de más del 80% del salón fue la niña limpia y bien arreglada del salón. ¿Qué nos quiere decir esto? Que no sólo es cuestión de adaptar valores y comportamientos. También hay que ponerle énfasis a esta parte de imagen física SIEMPRE resaltando su individualidad.

La parte de los modales y protocolo, creo que no existen papás que no estén preocupados por decirles a sus hijos que coman con la boca cerrada, que saluden al llegar, que den las gracias, etc. Está comprobado que si los enseñamos desde chiquitos este tipo de “reglas ceremoniales” que son mera educación, de manera automática lo aplicarán en su edad adulta. Lo que estás haciendo no es enseñarles a ser frívolos, únicamente les estás dando herramientas para respetar más a las personas con los que conviven y a la larga se pueden volver valores agregados. Trata de resalta la importancia de ver a los ojos. Enséñalo a ser agredecido, de saber amar, de ser natural, humilde, de vivir con pasión y sobre todo a ser él mismo.

Ojalá pudiéramos enseñale a nuestros hijos que la imagen no sólo es cómo te proyectas y que efectivamente, las apariencias no lo es todo. Mucho éxito en tu labor como madre o padre y sobre todo mi admiración por la responsibilidad que tienes.

[facebook_ilike]

Share: