Vivimos en un mundo en donde la gente vive convencida que la imagen está relacionada únicamente con el exterior. Yo soy de la idea que una imagen se forma de 3 grandes ramas que interactúan entre sí: lo exterior (físico), lo emocional (psicológico) y la salud (fisiológico). Si alguna de las partes del “sistema” no funciona, todo lo demás tiende a desequilibrarse. Una rueda podría ejemplificar esto de una mejor manera. Si cada una de estas áreas fuera uno de las barras de ella, ¿qué le pasaría? Dejaría de ser una rueda y por lo tanto de girar. Así de importante es la influencia de la salud en la imagen de cualquier persona.

La salud tendemos a descuidarla porque “no la vemos”. Lo triste del caso es que sí la sentimos y es la que nos marca la cantidad de energía, vitalidad y sobre todo entusiasmo que le ponemos a la proyeccción de nuestra esencia.

La prevención en México es un tema sensible de tocar. Muchas veces por ahorrarnos a corto plazo dinero, dejamos pasar chequeos, tratamientos efectivos o simplemente rutinas que podrían a la larga ahorrarnos 10 veces la cantidad que le invertimos. Tendemos a ver esos procedimientos como gastos en vez justamente de lo que son: una inversión.

Se habla mucho de rutinas de ejercicio, de una buena alimentación, de dormir bien y efectivamente incrementan nuestra calidad de vida. Sin embargo, poco se habla de un tratamiento con unos resultados sorprendentes para prevenir y combatir algunas bajas de salud. Se llama Cámara Hiperbárica y yo sigo sorprendiéndome de los beneficios que le da a la salud.

El tratamiento en Cámara Hiperbárica tiene un principio básico y es el de administrar una mayor cantidad de oxígeno a nuestro cuerpo. La forma es muy sencilla, el paciente ingresa a la Cámara Hiperbárica en donde se aumenta la presión atmosférica, digamos que es una especie de buceo en seco, al llegar a la presión requerida por el tratamiento el paciente respirará oxígeno medicinal por 50 minutos. La combinación de un aumento en la presión sumado con el oxígeno medicinal producirá un aumento de hasta 20 veces la cantidad de oxígeno dentro de nuestro cuerpo y este excedente recorrerá todo nuestro organismo.

El elemento básico y fundamental para el funcionamiento del cuerpo es el oxígeno, podemos estar varias horas inclusive días sin alimento ni agua, pero solo unos cuantos minutos sin oxígeno. La relación que existe es sencilla, a mayor oxígeno, mejor funcionamiento. ¿Cuáles son los beneficios tangibles? Mayor energía, mejor funcionamiento de los órganos, mejor apariencia en la piel, la disminución de los efectos de la contaminación y la de la oxidación diaria, menor frecuencia en enfermedades y sobre todo la mejora de tu calidad de vida.

Es recomendable que acudas a un centro especializado en las terapias de Medicina Hiperbárica con profesional capacitado y médicos certificados. En lo personal te puedo recomendar una al sur del DF llamada Hiperbárica Sedna que se encuentra en las instalaciones de Sedna Hospital. Tiene 6 años de experiencia y sobre todo un amplio conocimiento de la terapéutica y su aplicación.

El cómo te sientes influye de manera radical en el como te ves. Cuida tu salud y cuida a los tuyos con tratamientos efectivos. Recuerda que en imagen no solo hay que serlo, sino hay que parecerlo.

Y tú, ¿qué haces para cuidar tu salud? ¿Alguna vez has tomado alguna terapia en alguna cámara hiperbárica?

Para mayores informes comunícate al 5528-0554 y 5528-0555 o mándales  un correo a contacto@chps.com.mx o síguelos por twitter para tips de salud, ofertas y demás en @OHBSedna

** Gracias a Andrés Meana por su información y colaboración para escribir este artículo.

[facebook_ilike]

Share: