Las palabras matan o construyen, materializan pensamientos, sentimientos y sobre todo son las formas tangibles que toman las opiniones de los demás. Es nuestro medio de comunicación que al entrar en contacto con otros, complica el proceso de transmitir mensajes de una buena manera. Las mujeres hablamos 24,000 palabras al día, mientras que los hombres 12,000. La pregunta sería, ¿cuántas de esas palabras son para comunicar mensajes de valor para los demás y para nosotros mismos? ¿Cuántas de ellas son motivo de una sincera sonrisa o bien de un halago honesto para nosotros mismos?

La generosidad es un valor que se exalta de manera constante. Efectivamente se transmite por medio de actos de amor, de pensamientos encausados, pero ¿cuántas veces utilizamos nuestra boca para comunicarlo? Del pensamiento a la palabra. De la palabra a la acción. De la acción a la realidad. Hoy vivimos en una realidad que necesita de más palabras constructivas para darle la vuelta a la hoja y empezar a construir una mejor historia. Hoy necesitamos personas que sepan de su valor como grandes seres humanos y que lo quieran compartir con comentarios propositivos y no de queja o pesimismo.

Las palabras también forman parte de la imagen de una persona. En un estudio que realizó la Real Academia Española determinó que una persona “promedio” habla con 1,000 palabras al día, una persona más educada utiliza hasta 5,000 palabras obtenidas de libros que ha leído y un joven promedio únicamente utiliza 250 palabras. ¿Cuáles son las que utilizas con mayor frecuencia?

Todos los seres humanos aprendemos maneras de comportarnos y reaccionar, pero así como tenemos esa capacidad de adquirir conocimiento, también tenemos la capacidad de desaprender para cambiar nuestros patrones. ¿Tendrías el valor de cambiar tus pensamientos para explotar tu generosidad por medio de la boca? ¡Te necesitamos!

[facebook_ilike]
Share: