Día a día me vuelvo más adicta al sistema de comunicación silencioso que utilizamos los seres humanos y que llamamos lenguaje corporal. Juega un rol importantísimo en la comunicación diaria porque le enseñamos a los demás nuestras emociones, actitudes y sensaciones con respecto a lo que estamos viviendo. Sin embargo, pocas veces reflexionamos del impacto que tiene esta comunicación corporal en nosotros mismos.

¡Vamos a hacer un experimento! Quiero que dejes todo lo que estás haciendo, cierres tus ojos por un momento y trates de poner tu cabeza en blanco. Si no puedes, ¡aunque sea relájate! Ya que estás más tranquilo, y sobre todo sensible a lo que te voy a pedir, cruza tus piernas, cruza tus brazos y encorva la espalda ligeramente (como si metieras además el estómago un poco).  Permanece así unos cuantos momentos. ¿Que sientes?  Ahora  quiero que te relajes de nuevo y esta vez mantén las piernas abiertas, los brazos sin cruzar y busca no tener nada enfrente de ti. ¿Qué estás sintiendo?

Estas maneras de proyectarnos se relacionan con un cuerpo cerrado o abierto. El primero (cerrado) tiene que ver con una posición de incomodidad, protección o frío. El segundo (abierto) se vincula con estar más relajado, abierto a comentarios, extrovertido. Lo interesante de todo esto es que han realizado estudios que han concluido que el lenguaje corporal no sólo comunica al exterior estos valores, sino que también afecta nuestra manera de recibir la información, decidir y actuar.

El condicionamiento mecánico que le hacemos a nuestro cuerpo manda señales a nuestro cerebro que las reciben y las procesan siguiendo la misma línea. ¡El cerebro realmente cree que está escuchando lo que tú le estás diciendo con tu cuerpo! Si no me crees, ¡sonríe! Aunque no estemos de humor sí genera una reacción en nuestra actitud.

La lectura del lenguaje corporal requiere no sólo herramientas de conocimiento, sensibilidad y  empatía con otra gente, también nos habla de una habilidad de observación a nosotros mismos  para entender qué estamos sintiendo en realidad y cómo nos estamos programando.

Tú ¿usas más la comunicación abierta o cerrada? ¿Cuándo la utilizas?

[facebook_ilike]

Share: