Branding Personal, Comunicación Facial

Generosidad vs Complacencia

Ayudar te ayudaMuchas veces pensamos que ayudar a alguien únicamente hace eso… Ayudar a alguien. Desde el punto de vista occidental y hasta en el enfoque que “El padrino” plantea, uno ayuda para que ese alguien deba un favor afectivo, monetario, de gratitud, de manipulación o simplemente con el objetivo de que esa persona te lo agradezca con palabras o expresiones que es mejor conocido como complacencia. ¿Qué sucede si no lo hace? Utilizamos la tan socorrida frase “¡Qué mal agradecido es!”.

Sin embargo, ¿alguna vez se han puesto a reflexionar del sentimiento que el dar de corazón y sin expectativa genera en tu interior?  Lo que dicen los budistas es que en el dar encuentras una fuente de felicidad y  no relacionada con bienes, sino con una visión más amplia del entorno y de la persona en sí. El dar de manera genuina es generosidad y es un concepto muy diferente a la complacencia que puede confundirse muchas veces porque la persona da y da, pero sí esperando recibir algo de regreso.

El dar es todo una disciplina que te ayuda a trabajar el desapego y el ego, porque en el momento en el que das, debes también aprender a recibir. Esa, es la generosidad más pura y genuina que se puede expresar y materializar en un amor propio y a la humanidad. En su contraparte, la complacencia es fuente de enfermedades porque al no recibir de regreso lo que esperabas, te enoja o entristece y a la larga te afecta en tu interior y estabilidad emocional.

En comunicación facial lo veo muchas veces con arrugas que se han materializado y que nos hablan de este enojo por nutrir a los demás a costa de uno mismo con el objetivo de que se lo agradezcan. Es por eso que hago un llamado a reflexionar acerca de este concepto y valor porque en realidad a los únicos que lastimamos con esta visión es a nosotros mismos.

Ayudar te ayuda y que mejor que nos ayudemos de manera constante ayudando y autoayudándonos de manera genuina y desinteresada.

¡Les envío muchas sonrisas del corazón!

Preguntas: 

  1. ¿Tu eres generoso o complaciente?
  2. ¿Crees que la cultura mexicana es más complaciente que generosa?
[facebook_ilike]

(2) Comentarios

  1. Eva H says:

    a) complaciente
    b) por supuesto, así nos educaron.

    1. Renata Roa says:

      ¡Pero se puede cambiar! ¡Infancia no es destino! 😉 Te mando muchas sonrisas del corazón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Inscríbete a nuestro newsletterRegistra tu correo para recibir noticias, promociones y más.