Seguramente para la mayoría de las personas cuando escuchamos la palabra “Navidad” se nos vienen una infinidad de recuerdos y momentos increíbles a la memoria.  Sin embargo, así como trae a la mente fiestas con los amigos, reuniones familiares, risas, diversión y demás, también trae consigo un enooorme signo de pesos que reduce en menor o mayor medida la gran diversión que podría generar.

Es por eso que pensamos en esta serie de posts mi querida Sofi Macías y su Pequeño Cerdo Capitalista (especialista en todo el tema financiero con un enfoque bastante accesible –y se los digo yo que en verdad ese tema no se me da) y mi adorada Paty Soto que en el mundo twittero se conoce como @Guapologa (especialista en temas de belleza, maquillaje, moda y mejor le paro a la lista) con el objetivo de darles tips para vivir esta temporada navideña con estilo pero cuidando el bolsillo.  Por eso los invito a que se paseen por sus sitios en dónde encontrarán un tutorial de maquillaje con tips de ahorro y muchas ideas para atuendos sin gastar.

Sin más preámbulo, empecemos…


Es increíble que a veces pensemos que sólo gastando demostramos nuestra clase social. No lo niego, el 83% de las decisiones las tomamos por medio de los ojos, pero ¿qué crees? el 85%  lo hacemos basado en las emociones. La etiqueta, protocolo – o como le quieras llamar – te ayuda a conducirte por el mundo de una manera más sofisticada y elegante basada en algo que se llama respeto a ti y al de enfrente. Estas acciones impactan tanto en la manera en la que te ves, como en la forma en la que haces sentir a los demás (emociones). Es por eso que en esta época navideña, adecuar algunos tips a nuestro comportamiento puede ayudarnos a ganar puntos por la módica inversión de cuidar los detalles y ahorrar en diversión desmedida.

Do’s (Que sí):

  • Abre los regalos en el momento en el que te lo den. Si te lo envían y estás en un entorno formal, de preferencia regresa una nota escrita con puño y letra agradeciéndolo. Si no es tan formal, con una llamada telefónica o correo electrónico bastarán.
  • Ayuda al anfitrión. Nuuuuunca está por demás un poco de ayuda. Además de que gritará un buen mensaje que puede impactar en tu imagen pública, el anfitrión lo agradecerá.
  • Si decides llevar pareja a algún evento corporativo hazla sentir lo más cómoda posible. La manera en cómo la trates hablará mucho de ti.
  • Si eres anfitrión, prepara desde antes la cena para que puedas convivir y gozar a tus invitados.
  • Si el evento requiere que estés parado, carga tu copa/vaso en la mano izquierda, así tendrás la mano derecha libre para saludar.
  • Infórmate del protocolo de vestimenta del evento. Recuerda que la ropa (aquí unas ideas de @Guapologa) y el maquillaje (aquí el tutorial de @sofimaciasl) hablan.
  • ¡Sé selectivo!: No por ser diciembre tienes que ir a todos los eventos a los que te invitan. Recuerda que tienes familia, trabajo, amigos, salud y no se trata de ser visto en todos los eventos. Mejor pocos, pero de calidad.
  • Agradece: No hay cosa que mejor hable de los demás que las acciones que denotan un valor. ¡Bendita gratitud!
  • ¡Échale ganitas!: Es probable que de los asistentes haya una que otra persona con la que no simpatices. Se trata de pasar un rato agradable, ¡no generes más tensión!

 Don’ts (Que NO):

  • Tomar hasta perder el estilo. Ojo, no estoy diciendo que no lo hagas, sólo que lo vayas midiendo y más cuando se traten de fiestas en la oficina. No creo que al día siguiente quieras vivir una cruda… pero moral por lo que hiciste enfrente de tu jefe.
  • Criticar el evento: El objetivo de estas fiestas es pasarla bien. No te quemes hablando mal del lugar, del servicio, de la comida o peor aún de los asistentes.
  • ¡No abuses!: No te des a conocer por los excesos que puedes hacer comiendo o bebiendo. No importa que sea un evento gratuito o de “traje”, el mensaje será el mismo.
  • Quítate el abrigo al entrar. Los abrigos se hicieron para portarse en el exterior. Ten cuidado de no parecer un robot por lo grueso, te pueda llevar a proyectar otro mensaje.
  • No des un regalo carísimo que te genere deuda y que incomode a la persona que lo recibió.
  • No llegues con las manos vacías. ¡Cuidado en llevar vino o un postre cuando la cena ya está organizada porque puedes afectar el maridaje previamente hecho! Evidentemente este don’t no aplica si estás aportando determinada cantidad de dinero o es un evento corporativo.
Recuerda que no es el presupuesto, ¡es la actitud!… y esa es GRATIS.
Existen muchos más do’s y don’ts… ¿Cuál es para ti uno que no podemos pasar por alto?
[facebook_ilike]
Share: