El presentarse  es una actividad que hacemos tan a menudo que ni siquiera nos ponemos a reflexionar en la manera en la que lo hacemos. Sin embargo, no podemos perder de vista que es básica para generar una buena primera impresión que si es negativa, tardará 20 nuevas experiencias positivas en cambiarla. ¿Te vas a arriesgar a no hacerlo bien? Aquí unos pequeños tips que seguro te harán mucho más sencilla esta actividad.

1. Repite el nombre de la persona: No sólo te ayudará a recordarlo, sino que le demostrará a la persona que le pusiste atención. Además, funciona para activar el “chip” que todos llevamos dentro que nos pone alerta cada que escuchamos nuestro nombre.

2. Mantén un buen contacto visual: El ver a los ojos comunica confianza, honestidad y le dice a la otra persona que nos importa lo que nos está diciendo. Si estás en esa primera interacción con cualquier persona, es INDISPENSABLE  que le muestres esos tres valores.

3. Saluda firme, pero sin exagerar: El saludo dice mucho de las personas. Existen muchos tipos de saludo, desde el de princesa hasta el de troncha huesos, pasando por el del pez mojado y bomba de agua. El saludo de mano tiene que ser firme pero sin romperle los dedos a la otra persona. Solo tiene que subir y bajar una sola vez y trata de secarte las manos antes de saludar a la persona en caso de que sufras de sudoración.

4. Sonríe: La sonrisa es uno de los elementos que rompe el hielo de la manera más sencilla. Comunica empatía y sobre todo reciprocidad. No te cuesta nada y te puede ayudar a ser percibido como una persona más accesible.

5. Evita invadir el espacio íntimo de las personas: El espacio íntimo de las personas se define como el espacio que existe en los siguientes 30cm de la persona. Cuida no invadirlos ya que puedes incomodar a la persona. Si no me crees, analiza tu comportamiento cuando estás en un elevador. ¿Eres capaz de ver a los ojos a la gente que va junto a ti? Seguro no y la razón es porque están invadiendo justamente tu espacio íntimo.

[facebook_ilike]

Share: