¿Cuántos de nosotros hemos asistido a eventos formales en donde encontramos un ejército de cubiertos y copas? Si hacemos memoria, a la mejor la última boda a la que fuimos, o bien la graduación de nuestro hermano podría ilustrar de la mejor manera esta escena. 4 copas, 3 cuchillos, 3 tenedores, cucharas…  Solo de mencionarlo – ¡me abruma! – Sin embargo, cada uno de esos elementos está dispuesto en la mesa por alguna razón.

Me han preguntado varias veces la manera de hacer uso correcto de estos utensilios. Posiblemente la respuesta correcta sería conocer los cubiertos y saber su utilidad. Existen cuchillo, cucharas, tenedores de muchos tipos en donde tendríamos que contar dientes, ver tipos de sierra y en sí entender que existen más de 15 cubiertos diferentes.  Sin embargo, la manera más fácil de entenderlo e implementarlo es saber que los colocan de manera que podamos usar los más alejados primero y por último los más cercanos al plato. ¿Qué quiere decir esto? Una mesa correctamente dispuesta nos irá diciendo qué cubierto sigue aplicando esta pequeña regla: Fuera → Dentro.

Sin embargo, sí es importante saber a qué nos vamos a enfrentar al estar en una mesa dispuesta de manera formal. A la derecha de cada comensal, y en la parte más cercana al plato, siempre irá el cuchillo para carne con el filo siempre apuntando hacia el comensal. En caso de haber pescado, le seguirá la pala. Hay que recordar que el pescado no se come con cuchillo ya que en caso de existir espinas, las cortará. Terminará con la cuchara de la sopa siempre con la parte convexa apoyada en el mantel. Como máximo se deben de poner 3 cuchillos o tenedores por comensal, en caso de requerirse más se repondrán.

En la parte izquierda, el tenedor de carne irá pegado al plato. Si hay pescado, le seguirá  y así sucesivamente. El tenedor y cuchara del postre irán en la parte superior del plato dispuestos de manera horizontal.  El tenedor deberá mirar a la derecha y la cuchara o cuchillo mirará a la izquierda.

Las copas, al igual que los cubiertos, se deben  de colocar basados en la manera en que se usarán. De izquierda a derecha irán en el siguiente orden: copa de agua, vino tinto, vino blanco y más hacia el centro de la mesa la de champán. Ésta última la podemos identificar por ser una copa alargada, aunque todas ellas tiene una forma diferente.

El comer, así como el título lo dice, es un arte. Se requiere de cierto conocimiento, pero sobre todo de mucha flexibilidad para saber que no todo mundo tiene la suerte de saber ¿qué cuchillo utilizar para qué?. Los invito a que efectivamente empiecen a poner en práctica esta primera parte que se basa en distinguir los diferentes cubiertos y utilizarlos en los momentos correctos. Pero sobre todo, a tolerar y no incomodar a aquellas personas que no lo saben. Esa es la verdadera etiqueta.

¡Muchas gracias por leerme!

[facebook_ilike]

Share: