El día de ayer fui a un centro comercial. Por mi trabajo, es importante detectar tendencias, colores y hasta precios. Me gusta preparar las sesiones de personal shopper para los clientes y por ello me pierdo para encontrar y absorber la mayor cantidad de información tanto de aparadores como de las personas en él. Confieso que termino muerta, sin embargo cada vez que hago este ejercicio termino concluyendo lo mismo.

Vivimos en una generación de igualitos, o por lo menos eso es lo que nos intentan vender. Es impresionante como nos da miedo experimentar nuestro propio estilo y expresarlo de una manera visual. Sí creo que tenemos que “pertenecer” porque es una necesidad humana, pero ¿qué tanto esa necesidad se suple por una pérdida de identidad? Cada vez más, la interpretación de una prenda es más similar y seguimos sin respetar la forma particular de nuestro cuerpo.

Se ha comprobado de manera psicológica que mucho de nuestro descontento es porque no tenemos ese cuerpo “ideal” que nos venden las revistas, televisión y anuncios. Sin embargo, pocas veces nos ponemos a pensar qué tanto de eso que vemos es un simple efecto de PhotoShop y qué tanto es real. Como sea, la realidad es que es muy común que las personas no disfruten verse al espejo porque no les gusta lo que ven y me atrevería a decir que es porque siempre están viendo lo malo en vez de lo bueno que tienen.

La moda de aparador, lamentablemente no está hecha para todos los cuerpos, pero yo sí diría que CASI todas las prendas se pueden usar sabiéndolas implementar y combinar con otras para generar buenas ilusiones ópticas. Todo radica en el conocer nuestro cuerpo y saberle sacar el jugo a nuestras características físicas, pero sobre todo a explotar esa individualidad que se expresa de manera visual por medio de la ropa y que además nos da esa seguridad que habla por sí misma.

¡Atrévete a explotar tu estilo y conocer tu individualidad! Festejemos las diferencias y respetemos la manera de expresarnos. ¡Dejemos de odiar nuestro cuerpo y de criticalo tanto a todo momento! ¡ACÉPTATE, QUIÉRETE y sobre todo RESPÉTATE!

[facebook_ilike]

Share: