ClarinsHablar del cuerpo ideal nos podría llevar a cuestionarnos qué es lo ideal y cada día compruebo que definiciones hay como personas existimos en este mundo. Lo que sí es importante, es entender que nuestro cuerpo es el resultado de una serie de vivencias, emociones, hábitos, estilos de vida que han llevado a que ese cuerpo por alguna razón para tu percepción ahora no sea el ideal.

Aunque no lo creas, el cuerpo y la cara grita lo que la boca calla. Cuando empezamos a ganar peso o se empieza a acumular la grasa en alguna zona en particular, debes de entender qué es lo que emocionalmente te está tratando de decir. Por eso, aquí te dejo algunos tips que espero utilices no por una temporada, sino como un estilo de vida.

1. Toma agua: Aunque no lo creas, el agua ayuda a que vayas desechando toxinas que no necesitamos. ¡No es un secreto!

2. Mejora tu postura: La postura ayuda a que tus pulmones tengan una mayor capacidad pulmonar que hace que los niveles de cortisol se reduzcan y en consecuencia que entre más aire. No es el único beneficio aquí te dejo otros más, pero me encanta enfocarme en este porque tiene también un impacto a nivel emocional. ¿Qué ocurre? Cuando estamos derechitos no podemos conectar con emociones negativas que también generan estrés. Además, tener una buena postura reduce de manera visual  esos gorditos tan molestos. ¿Qué necesidad que se vean? Te recuerdo que tenemos varios post y videos que te pueden ayudar a mejorarla. Seguro será un gran cambio de hábito en todos los sentidos.

3. Haz ejercicio: ¡No queremos que suene a cliché! Pero en serio es muy necesario. No te digo que te inscribas a un gimnasio o tengas una rutina de una hora al día, pero sí intentes ejercitarte más. Deja el coche más lejos de las puertas, sube por las escaleras, cualquier pretexto es bueno para que puedas moverte. Hoy existen grandes opciones que te pueden ayudar a disfrutar la experiencia «del ejercicio» que van desde el baile, hasta yoga, pilates o simplemente una buena caminata en un lugar abierto en el que puedas gozar la experiencia. La oxigenación y el ejercitarte, vaya que te hacen conectarte contigo mismo y te ayudan a lograr el paso 4.

4. Dejar ir: Emocionalmente es lo que más hace que vayamos acumulando grasa. Nuestro cuerpo nos habla con metáforas emocionales y si acumulamos o cargamos algo ¡SE VA A NOTAR! Es más, si nuestro sistema digestivo no está funcionando (ejemplo el estreñimiento) y no deja ir, es lo que está ocurriendo de la misma manera en tu vida emocional. Recuerda que como es adentro es afuera y cuando atacamos desde todos los puntos de vista este tipo de hechos, estoy seguro que tendrás cambios sustentables que te harán gozar mucho más el día a día.

5. Estar presente: Estar aquí y ahora le ahorra tanto trabajo a nuestro cerebro que los niveles de cortisol bajan. Esto hace que de hecho podamos reducir medidas, y hasta arrugas, de nuestro cuerpo. He escrito algunas entradas acerca del estilo de vida «Mindfulness» que te invito a que las leas para que complementes esta información, pero ojalá generemos consciencia que no es una frase hueca, todo lo contrario, debería de ser parte de nuestra realidad.

6. Ten una rutina de belleza: Esta bien que trabajemos en nuestro interior, pero yo nunca he estado en contra de «echarnos una manita» con grandes productos que existen en el mercado. En particular, CLARINS, esta gran marca francesa, acaba de sacar una crema llamada Masvelt, que en es un producto para zonas rebeldes que afina, reafirma y redefine el cuerpo. Fui fan del instructivo para automoldearte por medio de diferentes movimiento y en verdad que la promesa que te hace el producto la cumple.

Masvelt

Recuerda que nuestro cuerpo ideal no debería de ser nuestro objetivo, debería ser el resultado del cuidado y amor que nos tenemos. Te invito a que lo intentes y veas qué ocurre. Te encantará no sólo estar bien por dentro, sino también por fuera.

¡Nos leemos a la próxima!

 

[facebook_ilike]
Share: