El viernes me invitaron a un taller súper interesante acerca de Finanzas Personales por parte de Scotiabank. No es nuevo que hable del tema de dinero en el sitio o en el canal de YouTube, porque realmente creo que es un tema que nos debería de ocupar en vez de preocupar y que su impacto en nuestro bienestar y calidad de vida es incuestionable. OJO, yo no creo que el dinero te de la felicidad o bien que sea nuestro móvil último, pero el TENER cuando lo vemos como una consecuencia nos ayuda a empezar a generar estrategias inteligentes que nos garanticen una tranquilidad y por lo mismo mejores relaciones.

Una de las grandes aseveraciones que hicieron y que realmente me dejaron pensando es: TODOS tenemos contacto con el dinero TODA nuestra vida y no sabemos ni gastarlo y mucho menos ahorrarlo. Supongo, y es a una de las grandes conclusiones a las que he llegado, el dinero al ser algo TAN emocional (sí, piénsalo y se mueve a través de ellas y sobre todo tiene una carga emotiva fuerte para nosotros mismos y con los demás) está lleno de creencias que nos pueden limitar o bien ayudar muchísimo. Hay que entender que las creencias más inconscientes las construimos con la información que recibimos de niños y ya sea que repitamos el patrón o bien busquemos romperlo, pero eso segundo solo ocurre cuando existe la consciencia. Como sea, hoy me gustaría preguntarte, ¿cómo es tu relación con el dinero? ¿qué significa para ti? ¿lo ahorras? ¿lo gastas al primer segundo en que lo recibes?

Ahora, el tema del ahorro se me hace fascinante. Mucha gente lo ve como esta forma de acumular y ser codos y nada más equivocado que eso. El ahorro es una forma de lograr objetivos y cumplir sueños, de tener capacidad para salir de alguna situación complicada o simplemente de pensar en ti en el futuro. Es un hábito poco festejado en nuestra sociedad porque pareciera que aquí entre más gastas, más exitoso eres y nada más equivocado que eso. Los hábitos se construyen a partir del ejemplo, pero también a partir de la repetición que podemos tener de una misma acción. Se fijan más cuando lo hacemos desde pequeños y eso hace que se vuelven nuestro “normal”. Es por eso que el inculcar el hábito del ahorro a los niños puede ser de los grandes regalos y herencias que podríamos dejarles y bien si tú ya eres adulto, nunca es tarde para empezar a construirlo y de esa manera lograr metas y ver por tu seguridad.

Por eso aquí te dejo algunos consejos que nos dieron en este interesantísimo taller que debería de ser materia de primaria obligada:

  1. Tener muy clara la meta. Sí, no se trata de ahorrar por ahorrar, se trata de hacerlo con un motivador importante. De esa forma puedes tener claro cuánto tienes que ahorrar y en cuánto tiempo puedes lograr tu objetivo y así será más difícil desistir. Si lo quieres hacer con los niños, es recomendable ayudarle a fijar una meta con su valor. Por ejemplo: Comprar un X-box que cuesta $7,000 y que si ahorras $X a la semana, en X semanas podrás comprarlo tú.
  2. Hacerlo desde YA: Aunque ahorres $10 pesos a la semana, no es lo mismo esperarte 10 años cuando puedas ahorrar $100, que hacerlo y juntar poco a poco esa cantidad. En temas de ahorro, nunca es poco y el hoy sí cuenta. OJO, cuenta más cuando ese dinero lo metes a una inversión y desde ya empiezas a recibir un rendimiento, pero ese, es otro tema.
  3. Hacerlo periódicamente: De nuevo, el desafío más grande es generar ese hábito de hacerlo de manera constante. Existen desde el reto de los $10 motivado por mi querida Sofía de blogylana.com, hasta cuentas en las que puedes automatizar esta posibilidad para que te quite ese dinero y así tu no considerarlo. De esto habla muchísimo Sofía Macías del Pequeño Cerdo Capitalista en su blog y de hecho nos contaba Scotiabank que ellos lo tienen como una opción en sus cuentas de adultos. En el caso de los niños, ya tienen 2 grandes opciones para  que les deposites  de manera automática su “domingo” y de esa forma ellos empezar a vivir la experiencia de ahorrar de una manera más profesional. Una se llama ScotiaKIDS (para menores de 8 años) y está buenísima porque pueden hacer uso de cajeros, les pagan intereses mensuales y hasta les dan descuentos en varios lugares como parques de diversiones, tiendas de ropa, restaurantes y más. La otra se llama ScotiaCOOL (para niños de 8 a 18 años) tiene todo lo anterior y además pueden ver sus operaciones en Internet, reciben mensajes por SMS y pueden usar cajeros del extranjero que pertenezcan a la red de manera gratuita, entre otras cosas. ¡Esta me urge para mis sobrinos! En cada una te dejo el link para que veas más detalles. Me pareció una súper forma de inculcar a los niños el ahorro y hacerlo divertido.
  4. Pagarte tu primero: Dentro del presupuesto que es recomendable hacer, una de las partes más importantes es ponerte tú en el primer renglón para pagarte algo. No se trata de ahorrar TODO y no gozar la vida. Se trata de que tú estés bien hoy, y MAÑANA también
  5. Mantener la inversión: No solo se trata de ya lograr una meta y después sacar todo el dinero, sino buscar maneras de seguir creciendo ese dinero. Ya lograste irte de viaje, ¿qué sigue? ¿con qué otro reto te comprometes?
  6. Diversificar: Aunque esta opción ya requiere de más asesoría, me parece que el primer paso que es el ahorro, debe de venir acompañado de la inversión para que no se quede, como diría Sofía Macías, como la bella durmiente. Por eso, una vez que ya has desarrollado el hábito, informarte y seguir viendo opciones podrán ayudarte a tener una mayor seguridad.

Recuerda que el dinero no es malo y entre mejor relación tengamos con él, más tranquilidad y bienestar vamos a conseguir. Espero que estos consejos, como a mí, te hayan servido. A veces lo único que hay que hacer es tomar una buena decisión y así empezar lo que nos puede cambiar la vida. Nunca es poco para empezar a ahorrar y tener una mejor vida. Aprovecho para agradecer de nuevo la invitación a Scotiabank a su taller de Finanzas Personales. Todo lo que pueda ayudarnos a volvernos nuestra mejor versión es más que bienvenido en este espacio.

¡Quiero escuchar tus estrategias de ahorro! ¿Alguna muy importante?

¡Gracias por leerme y compartir!

 

Share: