Temporada tras temporada, la moda va cambiando. Hasta las prendas más clásicas y básicas empiezan a evolucionar con toques más vanguardistas. Efectivamente, las tendencias traen colores, cortes, texturas y un sin fin de detalles que los caracteriza; pero existen también elementos que son radicales que observes para adaptar tus prendas que ya tienes hacia esa línea y por lo tanto lucirla actual. ¡Ten cuidado! Hay cortes que definitivamente no le beneficiarán a tu cuerpo. Aquí 5 puntos en los que te debes de fijar de las tendencias para saber cómo irlo adaptando sin perder tu esencia.

  1. La línea de los hombros: Si observas te darás cuenta que hoy estamos retomando esos hombros anchos y firmes. Muchos diseñadores han apostado por pedrería o detalles que los ensanchen. Hoy, por lo tanto, puedes ver que la tendencia es hombros anchos, pero no siempre será así. Cuida de no ser un cuerpo en V, ya que te ensanchará más.
  2. La línea de la cintura: Esta línea va bajando o subiendo dependiendo la temporada. Hace algunos años, todo venía a la cadera. Hoy le han apostado por cortes muy marcados a la cintura. Fíjate en cómo los enmarcan. Lo hacen con cinturones, cintas o simplemente con los cortes de la ropa. Compra cinturones o únicamente fájate la blusa o camisa. Ten cuidado si tienes torso corto ya que te puede hacer lucir muy desproporcionada.
  3. La pierna de los pantalones: Es muy claro ver la cantidad de cortes que existen en los pantalones si te vas a una tienda de jeans. Hay de pierna ancha, straight, para botas, etc… Efectivamente fíjate cuál de ellos está en tendencia, pero más importante entiende tu cuerpo para ver cuál es el que mejor te acomoda.
  4. Los zapatos: La moda establece un tacón que funcionará por toda la temporada. Observa si son de tacón ancho, delgado, no tiene, utiliza plataformas. Además, la tendencia también marca lo abierto o cerrado del calzado. Sí, puede anticiparse por la estación del año, pero a veces hasta el invierno propone zapatos no completamente cerrados. En este caso te sugeriría que no sólo te vayas por la estética del calzado, también por la salud de tus rodillas y espalda. ¡No abuses del tacón en caso de tener problemas!
  5. El largo de las faldas: Éste va cambiando dependiendo de la influencia que se tenga de la temporada. Una falda a la altura de la rodilla nunca fallará así tengas 18 ó 50 años. Es un elemento clave para resaltar tu feminidad. Apuéstale a algo más clásico y dale sus toques vanguardistas con accesorios o colores en la parte superior.

Recuerda que antes de implementar las tendencias, tienes que observar tu cuerpo. No todo nos queda a todas y el paso más importante para conquistar el mundo es aceptarte tal y como es y sacarle el mejor provecho a él.

[facebook_ilike]
Share: