cambio yo¿Cuántas veces hemos querido cambiar algo que no nos gusta? Seguro la lista podría resultar interminable. No solo situaciones, entornos, sino hasta personas. Es muy sencillo ver la realidad con unos ojos críticos y muy enfocados a ver lo que los otros no están haciendo bien y en otras ocasiones, no es que lo estén haciendo mal, sino que lo que esperamos no es eso que está ocurriendo. ¡Sí, así como lo lees! Las expectativas a veces juegan en nuestra contra.

Sin embargo, hemos hablado otras ocasiones de ese tema de una manera más amplia y desde muchas perspectivas. En realidad, la expectativa puede resultar uno de nuestros peores enemigos al momento de interactuar con la gente. Esperamos y esperamos y nos podríamos arruinar la vida justo por eso. ¡Por esperar!

¿Pero qué ocurre cuando cambio la espera por una manera de ver la vida diferente? ¿Qué pasa si en vez de que el de enfrente haga algo, yo lo empiezo a hacer? ¡La magia ocurre! Vivimos tan interconectados de muchas maneras que al momento de que se hace un ajuste en una de las partes de ese sistema, cambia todo el sistema. ¡Es increíble lo poderosos que podemos ser!

Por eso mismo, en vez de querer cambiar a todos, que es violar el principio y ley de individualidad, empezamos por hacer ajustes con nosotros mismos. Seguro sólo con hacerlo, estaremos cambiando nuestro entorno.

¡Gracias por leerme y compartir!

[facebook_ilike]
Share: