El protocolo real es uno de los más completos y complejos que existen. Las reglas ceremoniales tan precisas hacen de su implementación algo más difícil para personas que no tenemos el contacto directo con este tipo de etiquetas.

Cabe señalar que este protocolo aplica para todas las ocasiones, sin embargo, para este evento que viene, son importantes considerarlas.

Reverencia: La regla es no sobreactuarla. Muchos piensan que la reverencia correcta de la mujer es bajar mucho el cuerpo, cosa que está mal. La manera correcta es bajando ligeramente el cuerpo poniendo el peso del cuerpo en el pie que se adelantará de manera sutil. En el caso de los hombres se espera que bajen y suban la cabeza y bajen la mirada un tiempo breve. Esto aplica al entrar y salir la realeza.

Tocar: Está aceptado saludar a la reina de mano. En teoría está prohibido hacer otro tipo de contacto con la realeza. Sin embargo, hace 2 años, la reina fue la que inició el contacto con Michelle Obama, que además fue regresado, y definieron como “un gesto espontáneo de cordialidad y afecto mutuo”.  No hay que perder de vista que la juventud viene a darle un nuevo aire a esta familia real, por lo que será muy probable que se relaje un poco esta regla para generar mayor cercanía y empatía con la gente. Sin embargo, no hay que perder de vista que la realeza son los encargados de romper esta barrera.

Fotos: En los banquetes reales está prohibido sacar fotografías. Un fotógrafo profesional es el que cubre el evento. Se prohibirá, además, el uso de celulares en todo momento. De hecho la gente no podrá accesar a la Abadía de Westminster con ellos.

[facebook_ilike]

Share: