El seguir aprendiendo vende¡No hay un sólo día que el cerebro y su funcionamiento no me deje de sorprender! Desde el día que entendí el concepto de plasticidad, todo cambió en mi vida. ¿Qué es eso? Es la capacidad que tiene el cerebro de modificar sus forma y después mantenerla de una manera permanente una vez que ya cambió su forma. ¿Cómo podemos cambiarlo? Con la repetición de actividades y otro hábitos que puedan ayudar a generar más sinápsis en nuestras neuronas.

Una de esas actividades es el seguir aprendiendo. Se ha visto que el aprender, se puede comparar con drogarse. Segregamos sustancias muy similares y no es para menos, es sumamente estimulante saber algo nuevo. Eso hace que por un lado, exista un beneficio a nivel emocional por la bioquímica de nuestro cuerpo, pero por el otro lado, imagínate que el aprender hace que tu fondo, ese que sustenta la forma en la parte de la imagen, tenga mucho mas sustancia y pueda ayudarte a tener más seguridad, más herramientas y por lo mismo más confianza en ti mismo.

La tercera razón por la que yo recomiendo seguir aprendiendo radica en las interacciones que sostenemos con otros. Unas psicólogas de la Universidad de Nueva York estudiaron los factores que determinan una buena primera impresión y se llegó a la conclusión que uno de los grandes pilares es algo que ellas denominaron “iluminación”. Nos gusta aprender y que los otros nos enseñen. Cuando estamos en interacciones sociales, que rico es salir con la sensación que sabemos algo más que antes. ¿A poco no?

Es por eso que cuando se habla de inversiones, yo sí creo que el seguir aprendiendo es una de las mejores que podemos hacer y OJO que no sólo hablo de dinero, también de tiempo. Ya sea en un libro, un taller en línea, un diplomado, otra carrera, un artículo… ¡Todo suma! Te ayudará a ir ganando más herramientas y eso en consecuencia más confianza en ti. A poco no, ¡aprender puede hacer que TE vendas mejor! 🙂

¡Gracias por leerme y compartir tus puntos de vista!

[facebook_ilike]
Share: