¡29 de febrero! ¡Año Bisiesto! Para muchas mujeres la gran oportunidad de pedir que se casen con ellas a sus parejas en algunos países como Irlanda. Hay muchas teorías del surgimiento de esta tradición. The Wall Street Journal dice que se inspiró a raíz de una obra de teatro en el siglo XVII llamada «The Maydes Metamorphosis”. Otros, en cambio, dicen que desde 1288 la Reina Margarita de Escocia proclamó una ley que decía que aquellos hombres que rechazaran a la mujer que les proponía matrimonio, pagarían una multa y un vestido de seda, y en otras versiones de “multa” 12 pares de guantes para ocultar la mano que no tenía anillo.

Sin embargo, venga de donde venga la tradición, algunos expertos en etiqueta sugieren los siguientes puntos para proponerle matrimonio a los hombres:

  1. No seas cursi: Los hombres en su mayoría, a diferencia de las mujeres, no gozan de grandes muestras de afecto en público. Se sugiere, por eso, una propuesta directa.
  2. Utilizar el sentido del humor: Sin duda romperá varios paradigmas en nuestra sociedad. Trata de utilizar el humor para romper la tensión y generar un momento digno de recordar.
  3. No dar un anillo: Los especialistas señalan que se debe de respetar esta parte de la tradición para que el hombre lo haga si así lo desea. A cambio sugieren algún reloj igual, pulsera o simplemente un elemento simbólico que enmarque el momento.
  4. Discreción: A los hombres no les gusta ser el centro de atención. Si lo vas a hacer busca que sea en un lugar callado en dónde ellos puedan decir que no si así lo desean.
  5. Sé consciente del momento de la relación: No se trata de casarte por casarte. Piensa si realmente es el momento para hacerlo. ¡Es una decisión de vida y no de un día!
  6. No lo hagas en un momento en el que tu relación está en un bache: Una propuesta de matrimonio no sanará los problemas que traen como pareja, de hecho a veces es todo lo contrario.
  7. ¡No lo tomes personal!: Si el hombre te dice que no, no lo tomes tan personal. Posiblemente él no siente que es el mejor momento para dar ese siguiente paso.

Aplique o no para México o Latinoamérica esta tradición, podemos concluir que la etiqueta simplemente son esos pequeños toques de respeto hacia la otra persona que hará que nuestras relaciones fluyan de una mejor manera. Sin embargo, hombres, con esta globalización ¡tengan cuidado en este día!

[facebook_ilike]

Share: