Día MadresAunque estemos peleados con el consumismo del día, a veces un detalle no cae mal. Aquí lo digo con todo el conocimiento de causa. Me considero una buena hija y mi amadísima madre, una mujer que goza de dar, pero no de “darse”. Aunque de manera recurrente nos dice “no me den nada”, es increíble como se le llenan los ojos cuando le damos algo.

Por eso, aquí te dejo algunas opciones tanto comerciales, como no tanto que te pueden ayudar para que ese día no pase desapercibido.

1. Un álbum de fotos: Alguna vez para una clase, me dejaron hacer una biografía. En esa ocasión, en vez de hacerlo en forma de ensayo, lo hice en forma de álbum e incluí un árbol genealógico. El éxito con toda mi familia radicó en poner fotos de mi familia y que había “heredado” de cada uno. Fue un ejercicio sumamente interesante porque en ese momento, era mi visión como niña y un recuento de mi vida. Ese fue un ejercicio personal, pero imagínate armarle uno con la recolección de muchas fotos de otras personas para hacerle una línea del tiempo. Es económico en precio, pero una gran inversión de tiempo. Puedes escanear las fotografías y luego imprimirlas. En Costco lo hacen a un gran precio y te las tienen en una hora.

2. Hacerle un documental: Creo fielmente en honrar a nuestros antepasados. Cada día entiendo y aterrizo el gran concepto de la madre y el rol que juega en las familias. No es menospreciar el rol del padre, pero la realidad es que ellas son las que nos enseñan la vida desde el punto de vista emocional y las que dan estabilidad y enfoque a las familias. Por todo esto, conocer de dónde venimos, es fundamental para saber a dónde vamos.  Hoy ya existe una empresa que hace documentales de la persona entrevistando a otros y sacando memorias para tener la historia de la familia. A la mejor yo soy muy cursi, pero para mi sería un REGALAZO. Te dejo el sitio de esta casa productora http://eballesterosd.wix.com/elllavero. En verdad te sorprenderá lo mucho que sanas emocionalmente haciendo este tipo de ejercicios que además quedan para la posteridad.

3. Una experiencia: A veces pensamos que sólo el comprar vale y no es así. A muchas mamás les encanta ciertas cosas y el darles un vale por eso puede ser un gran regalo. Ejemplo, a mi suegra le fascina cocinar, en particular hacer chocolates. Todos los talleres de chocolatería son su punto débil y goza cada vez que le regalan algo así porque es un tiempo para ella y su pasión. Puede ser un día al spa, un día de campo con sus hijos, echa a volar tu imaginación. Es más, hasta un taller de Imagen o de Comunicación Facial le podría encantar ;). Si te interesa pregunta por nuestros certificados de regalo.

4. Algo para consentirse: Si de plano no tienes tiempo para invertirle en todo un regalo hecho por ti o de plano no tiene una pasión clara, regálale ¡algo para ella! Si la conoces muy bien, atrévete a comprarle un accesorio o zapatos. Si no, de plano no hay pierde con cremas para el cuerpo, un perfume, un gel para el baño. Son el pretexto para que le dedique 2 minutos más a la regadera que a veces ¡no pasa! Para esta temporada, L’Occitane sacó una colección deliciosa. ¡Son unos másters para innovar en aromas y esta temporada no fue la excepción! La colección se llama “Iris Bleu & Iris Blanc”. Lo que les diga de sus deliciosas notas de grosella negra con cítricos, pasando por melocotón, iris y cedro que tiene, es poco. Es una experiencia que tienen que ir a oler a cualquiera de las tiendas de esta gran marca francesa que siempre sorprende con sus olores. ¡Gran opción para este gran día! ¡No hay chance de que te equivoques!

Edt Iris Azul&Blanco 75ml 17ET075IBGel de ducha Iris Blanco&Azul 250ml 12GD250IB


Por favor, no te equivoques y nada de electrodomésticos o de cosas que a ti te gustaría recibir. No es lo mismo lo que a ti te gusta que lo que le gusta a tu mamá. El objetivo es homenajearla y no al revés, o sea que más vale comida sencillas para que descanse y la atiendan a que ella tenga que hacerlo…

[facebook_ilike]

 

Share: