El 83% de las decisiones las hacemos por medio de los ojos. Es una realidad que la imagen física juega un rol importante en la percepción que tiene la gente de nosotros. Siempre que puedo, resalto el impacto que genera la manera en que nos vestimos en como nos vemos nosotros mismos. Aristóteles decía que todo cambio externo generaba un cambio interno y viceversa. De ahí que el trabajar la manera en que nos vemos al espejo y gustarnos, puede impactar positivamente en la manera en que nos percibimos de manera interna. OJO, no quiero decir que sea la solución para mejorar nuestra autoestima porque efectivamente estos cambios no son sustentables si no tienen ese trabajo interno que genera realmente el cambio de percepción, pero no hay que menospreciar ese gran escalón para subir la gran escalera.

Estos tips son una guía de lo que hay que considerar todos los días. Espero te sirva y profundizaré en otras publicaciones los diferentes temas.

1.    Selecciona la tela correcta y apuéstale a la calidad. Hay telas que efectivamente se ajustan al cuerpo, pero las hacen ver baratas su caída y poco movimiento. Hay otras, en cambio, que hacen que el vestido o bien el atuendo hable por él mismo. Elige telas que suban tu atuendo. Vete por aquellas de calidad que le inyecten sofisticación a tu vestir. Recuerda que cada tela comunica algo diferente. Una tela de calidad extiende la vida de tu prenda, no pierde su forma tan fácilmente y se ve mejor.

2.    Proporción: Todos los seres humanos tenemos diferentes proporciones. Hay gente que tiene las piernas más largas que otros. Algunos son más altos que otros. Ten consciencia que el mezclar la ropa de cierta manera puede balancear o desbalancear tu proporción. Cuida esos detalles que hacen la diferencia al vestir.

3.    Patrones: Recuerda que el tamaño del patrón va en relación a tu proporción Si eres petite y de complexión delgada y optas por patrones grandes, lo que llamará la atención son justamente los estampados. Si es al revés, el patrón se perderá. Considera el tamaño basado en tú cuerpo.

4.    Menos es más en accesorios: Es complicado este punto para un estilo creativo como el que tengo porque AMO los accesorios. Sin duda, un accesorio puede cambiar por completo un atuendo. Como tip, si no sabes si queda o no, mejor no lo uses.

5.    Tipo de cuerpo: En hombres existen 4 formas de cuerpo (V, H, O, A). En las mujeres existen 7 formas de cuerpo (X, 8, O, V, A, H, I). ¿El objetivo? Crear una silueta “ideal” utilizando líneas internas y externas que tiene la ropa y así crear ilusiones ópticas para balancear nuestro cuerpo.

6.    Respeta tu estilo: El estilo marca nuestra individualidad. El siempre hablar en ese idioma, te generará una congruencia en estímulos que a la larga te ayudará a crear tu propia marca. Existen 7 estilos en donde cada uno comunica un mensaje. Cada uno tiene sus fortalezas y corre un riesgo. Todas las personas somos una combiación de 2 estilos que potencializa nuestra individualidad.

7.    Selecciona el color correcto: Existen tonos de colores (llamados matices) que nos quedan mejor a unos que a otros. El no usar esos colores cerca de la cara puede hacerte lucir enfermo o cansado. Se dividen en 4 estaciones que tienen diferentes caracterísiticas. Se delimita la estación de cada persona basada en el color de sus ojos, piel y cabello.

[facebook_ilike]

Share: