Your world of Wpdance.com, Wpdance.com by WpDance

Home » Branding Personal » El arte de rendirse

El arte de rendirse

Renata Roa Oct 12,2016 0 Comentarios

el-arte-de-rendirseLa palabra rendirse en nuestra sociedad trae consigo una carga negativa y está muy asociada al fracaso. Casi siempre decidimos hacerlo en momentos en dónde ya no podemos más después de intentarlo muchas veces y apostamos mejor por bajar la guardia pensando que “hemos perdido”. Frases, sabiduría popular, todo apunta a que uno no debe de rendirse nunca, pero creo que más allá de parar en los intentos, la palabra rendir debería de significar algo completamente diferente.

Por momentos creo que nosotros somos nuestros propios enemigos. Ponemos en nuestra cabeza ideales y expectativas que si no logramos, nos genera una enorme frustración. Vivimos y nos comportamos en muchas de las ocasiones buscando la aprobación y satisfacción de los demás y pocas veces nos damos cuenta que la que menos logramos es la propia.

La Real Academia de la Lengua Española propone infinidad de definiciones para la palabra “rendir”, pero existe una que nos habla justo de este proceso que te invito a vivir de manera más recurrente. Rendir: “Tener que admitir algo”. Normalmente ese “algo” que hay que admitir va más en la línea de saber que no todo está en nuestras manos y que por más que lo intentemos es probable que no sea de la manera en que lo estamos visualizando.

El verdadero y único objetivo de esta práctica es hacer que disfrutes los procesos, que aprendas a confiar y a fluir más libremente. Por eso, aquí te dejo 5 pasos que considero importante en este arte de rendirse.

  1. Darte cuenta: A veces estamos tan involucrados con la rutina diaria que no nos detenemos a ver lo que ocurre. Hay procesos que los intentas una y otra vez y aunque cambies la forma de hacerlo, sigue ocurriendo exactamente lo mismo. Hacer consciencia va en relación con saber que te estás sobre exigiendo y estás agotando todas las opciones posibles para lograrlo. El sentir esa carga no ayuda y sí satura tus pensamientos y alimenta tu decepción.
  2. Soltar: Una vez que te diste cuenta, atrévete a soltar el proceso. No estoy diciendo que abandones todos los esfuerzos. Únicamente que no te involucres emocionalmente más con él.
  3. Confiar: Cuando sueltas también tienes que confiar en que pasará lo que tenga que pasar y siempre será lo mejor para ti. Ejercita la fe y recárgate con la convicción que no todo lo que tú piensas que es malo lo es. Se le conocen también como bendiciones disfrazas.
  4. Dejar fluir: Buscamos siempre controlar las cosas y situaciones. No entendemos que la metáfora más recurrente en muchas culturas ancestrales de la vida es un río. El verdadero reto es dejarnos llevar por las corrientes. Entre más resistencia pones, más te cansas y menos avanzas.
  5. Recapitula: Después de “rendirte” bajo esta nueva definición, se vale hacer un recuento y sobre todo reajustar esfuerzos.

¡Muchas sonrisas del corazón!

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

Leave a Reply