Your world of Wpdance.com, Wpdance.com by WpDance

Home » Protocolo y Etiqueta » ¡Te invito a mi boda!: El protocolo

¡Te invito a mi boda!: El protocolo

Renata Roa Mar 14,2013 6 Comentarios

Newlyweds cutting wedding cakeAsí como hace unos meses conspiramos Sofia Macías  con su Pequeño Cerdo CapitalistaPaty Soto  con su Guapología y yo para darles tips navideños cada una desde su punto de vista y su área de expertise; esta vez decidimos hacer nuestra trilogía + 1 de posts inspirados por estos eventos que marcan la vida de las personas. Pasen por los diferentes posts porque les aseguro que Sof les dará grandes recomendaciones para las mesas de regalo,  Doña Guapóloga seguro los impactará con grandes ideas y toda una guía para los vestidos de las damas y de hecho tenemos una colaboración especial de alguien que si no era experto en la  famosísima “roca”, con su proceso de búsqueda se tuvo que volver, Rafael Olivar.

Sin más preámbulo, empecemos con este post que salió de experiencias que “el primo de un amigo” hizo bien a contarme. Todas ellas memorables para bien… o para mal. 

¡Te invito a mi boda! 

Sin duda, uno de los momentos más importantes para casi todas las mujeres –y me atrevería decir que para algunos hombres también-, es LA boda. Algunos invierten más de 1 año en la organización y se fijan en los más mínimos detalles que a veces los invitados ni siquiera somos capaces de ver. Sin embargo, hay algo que con todo y que no forma parte de la fiesta en sí, es clave para que la boda sea todo un éxito: la invitación.

Muchos expertos en protocolo dicen que en la invitación tienes TODA la información (incluyendo nivel d elegancia y mood) que necesitas saber. Yo agregaría que no sólo eso, sino hasta la manera de darla definirá tu asistencia o no a la celebración. Claro que influye mucho la esencia de la pareja, la cercanía, el lugar en el que será y hasta otros eventos que habrá durante el año, pero creo que existen algunos puntos que no puedes pasar de alto si estás en este arduo proceso de organizar un evento de esta magnitud.


STD“Save the date”
: Seguro muchos de ustedes han escuchado esta frase. La traducción en español es “Aparta la fecha” y justo por las agendas difíciles de coordinar, se recomienda enviar un aviso previo al envío formal y definitivo de las invitaciones para que las personas consideren esa fecha y la agenden. En lo personal he recibido este tipo de notificaciones por correo tradicional (de parte de un inglés en forma de imán para el refrigerador) y me pareció un detalle basta chic. También los he recibido por medio de Facebook, correo electrónico y en algunos casos hasta Twitter.

¿Qué esta bien o qué está mal? La misma respuesta de siempre: DEPENDE. En este caso la respuesta a este depende iría en 2 líneas:

  1. Grado de confianza que tengas con la persona: No es lo mismo notificarle por un mensaje o facebook a uno de tus mejores amigos, que a tu jefe.
  2. Cantidad de arreglos logísticos y económicos que tengas que hacer: Todas las bodas generan también un gasto para los invitados (recuerda que también debes considerar estos gastos en tu presupuesto anual). Entre más lejos es la boda, más atención y formalidad le tienes que poner a esta notificación.

¿Con cuánto tiempo de anticipación? Yo soy de la idea que entre más tiempo tengan los invitados para “apartar” la fecha mejor y más si es en otro país o bien hay muchos eventos desarrollándose al mismo tiempo.

TIP: En cuanto tengas la fecha, envíala.

InvitInvitación: Existen muchos diseños, papeles, sobres, para crear una invitación que “cuente” la historia de la celebración. La manera de elegirla es sabiendo cómo va a ser tu boda. Entre más elegante (noche, etiqueta) más sobria y con una mejor calidad de papel debe de ser. Entre más “creativa”, claro que te puedes dar vuelo con el diseños, texturas, tipografías. Existen de muchos presupuestos, pero aquí lo importante es que  LOS represente. Te pongo  un ejemplo, tengo un amigo exageradamente ecológico. Justo su invitación la mandó hacer en un papel reciclado con semillas que al agregarle agua en verdad crecían. Su boda estuvo rodeada de “detalles ecológicos” desde las macetas en vez de arreglos florales, pescado en vez de carne, vino orgánico, sonido con los decibeles necesarios  y demás detalles que desde la invitación GRITABAN que así sería.

Sin embargo, hasta este punto todo es glamour y felicidad hasta que llegamos a un tema escabroso: los boletos. He de confesar que yo he dejado de ir a bodas porque sólo me han puesto 1 boleto y a otras que de hecho me han ofrecido otro y no lo he aceptado. ¿Cuántos se deberían de dar?  Por protocolo deberían de ser 2 a todos TENGAN O NO pareja en el momento. Ahora, entiendo perfecto el tema del presupuesto, en esos casos creo que sí debe de venir acompañada de una charla de “netas” para plantearle todo el panorama y ofrecerle la opción de darle 2 boletos si así lo necesita.  Evita entonces “enviar” la invitación. Son batallas (o boletos, como lo quieras ver) que puedes ganar si lo haces de una buena forma presencial.


¡No mientas por convivir!
Típico que sales con el amigo del amigo (y conozco casos aún más cercanos) a una reunión y justo sale el tema de la boda. ¡No pasa nada si no está invitado! Es peor invitarlo sólo por esa noche a que después no vea claro. Me he enterado de casos que una semana antes de la boda siguen esperando que la invitación llegue y nada. ¿Qué necesidad de jugar con los sentimientos de los demás?

¿Cuándo entregarlas? Se sugiere que sea entre 6 y 8 semanas previas al evento. Si el envío será por correo, es recomendable considerar 2 ó hasta 3 semanas más para que de un buen “colchón” y así lleguen a su destino a tiempo.

invitacion¿Qué incluyo en la invitación? Hoy en día la tecnología ya empieza a apoyar toda esta logística y de hecho hasta se puede economizar y reducir el gasto de papel (también hay que ser ecológicos y realistas, todos la tiran después del evento). Por medio de un sitio de Internet puedes facilitar el envío de información adicional (desde etiqueta, hospedaje recomendado, tarifas, teléfonos, atracciones). Lo básico a incluir: la ceremonia religiosa y su respectivo protocolo de nombres, fecha, lugar y demás, lugar de la recepción, croquis, y aunque polémico se ACOSTUMBRA poner lo de la mesa de regalos (aquí más ideas con el post de Sof). Te comparto, en esta misma boda del inglés (¡bendito protocolo!), la invitación tenía absolutamente TODA la información y consejos para llegar y hospedarte. Además una agenda con todos los eventos que habrá durante los 3 días que se tiene planeado el evento y un mensaje con su puño y letra deseando que podamos acompañarlo. ¡Así sí uno mueve cielo, mar y tierra para ir!

El gran NO: Y así como hemos hablado de los grandes aciertos al momento de dar una invitación, no puedo dejar de contarles la última que escuché del “primo de un amigo”. Pues resulta que por “falta de coordinación” no pudieron entregar “algunas invitaciones” (a mi me sonó más a que eran los de la lista de emergencia). Para no hacerles el cuento largo, 3 días antes de la boda envió un correo electrónico con la invitación ESCANEADA (eso sí, incluía el papelito de la mesa de regalos) y además GRUPAL. Interpreten mi silencio por favor…

RSVP1RSVP: Las siglas en francés se traducen como “Confirma tu asistencia”. He visto que muchas parejas contratan o a veces ya viene incluido en algunos paquetes el servicio de confirmación telefónica. Es una buena opción, sin embargo el otro día vi una que me llamó mucho la atención. Justo en la página de internet de los novios había una pestaña para que confirmaras tu asistencia. En la que vi, definitivamente le invirtieron tiempo porque la confirmación marcaba opciones con los nombres de los invitados (el del invitado y el nombre de su pareja) y ponía opciones para seleccionar (“Asiste a la ceremonia”, “Asiste a la recepción”, “Ambas”, “Ninguna”). Me pareció interesante esta nueva vía en dónde podemos aprovecharnos de la tecnología para facilitar un proceso engorroso para las 2 partes. Por un lado, localizar a los invitados es complicado y por el otro a veces recibir 5 llamadas puede llegar a ser molesto.

En verdad, los pequeños detalles pueden hacer la gran diferencia. No se necesita un presupuesto desmedido para este rubro si haces sentir que realmente quieres que tus invitados vayan y te acompañen en ese gran día. ¡Goza el proceso! Bien dicen los grandes maestros que la felicidad no es la meta, sino el camino…

No se les olvide visitar la guía para los vestidos de las damas  de Guapóloga y otra gran guía para comprar el anillo de compromiso de Rafael Olivar.

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

6 Respuestas a "¡Te invito a mi boda!: El protocolo"

  1. Creo que lo de los boletos es muy importante. SI un cuate te dice que no tiene muchos, pues igual te arreglas con otros amigos que vayan y van de date por ese dìa, pero si sòlo los manda sin consultar a veces te puede costar hasta una enemistad porque la gente lo siente como groserìa.

  2. Pingback: Pequeño Cerdo Capitalista Armar la mejor mesa de regalos

  3. Los recuerdos de boda. Las bodas están cada época más sofisticadas y glamorosas. La presencia y la cobertura de los recuerdos de boda deben resultar únicas y llamativas. A menudo la opción de que manera se presenta un memoria de boda le dichoso al provisionalmente un aire memorable. No os olvidéis desazón esos recuerdos de boda son una forma de agradecer a los invitados su asistencia. Los recuerdos o recordatorios de boda suelen niño decorativos, complementando la decoración de las mesas del comilona o el ambiente de la carnaval. De que modo sucede almismo toda la demás decoración de la boda, los obsequios deben espejar el jerarquía de formalidad de la boda y el condición de la compañero.

  4. Renata estuve en tu curso de la UP la semana pasada y me encanto; al grado que decidí revisar tu face, tweeter y hasta tu pagina y bueno estoy maravillada; cuanto tip e inteligencia guardada en estos pequenos espacios que sin lugar a dudas nos ayudan a mejorar; me declaro tu fan!!! Gracias por compartirlo, karen

  5. Pingback: Cómo comprar anillo de compromiso

Leave a Reply